El Museo Universitario de Alicante se inauguraba el año 1999 como un proyecto pionero dentro del ámbito universitario. Concebido como una herramienta a disposición del alumnado, el MUA quería combinar exposiciones de distintas disciplinas fomentando el acceso al conocimiento, el debate y la experimentación. Conforme a esos objetivos el centro creó una colección propia y fue celebrando distintas muestras y actividades. Sin embargo, en los últimos años, los cambios de equipos rectorales, el desmantelamiento de las infraestructuras y los despidos de los dos técnicos superiores que coordinaban el centro, Aramis López y José Luis Martínez, han hecho que su actividad sea prácticamente inexistente, que su colección esté desatendida y el edificio se utilice para poco más que para impartir cursos de posgrado. Por ello el IAC ha emitido un comunicado dirigido a Manuel Palomar Sanz, Rector de la Universidad de Alicante, para pedirle que medie en esta situación de abandono y recupere un centro ejemplar que hoy por hoy ha perdido sus funciones y, por extensión, su sentido.

Imagen: Vista exterior del MUA de Alicante.