La Solomon R. Foundation ha enviado un comunicado en respuesta a las protestas que un grupo de artistas manifestaron ante el incumplimiento de los derechos humanos de los trabajadores que construyen el futuro Museo Guggenheim de Abu Dhabi. En esta carta dirigida en particular a Walid Raad y Emily Jacir, el director de la fundación Richard Armstrong y la conservadora jefe Nancy Spector han expresado su preocupación ante la denuncia hecha por los artistas, pero han insistido en que la Fundación llevó a cabo todas las medidas posibles, antes del inicio de las obras, para que los trabajadores tuvieran las mejores condiciones laborales. Insisten en que el Guggenheim ha hablado con la organización de derechos humanos que lanzó la alarma y que ésta admitió haberse entrevistado sólo con 5 de 10 trabajadores y que éstos encuentros fueron al inicio de las obras habiéndose hecho desde entonces reformas sustanciales como incluir un supervisor que envía informes anuales y obligar a devolver los honorarios de contratación que se hizo pagar a algunos empleados. Armstrong y Spector han manifestado su voluntad de cooperación con los artistas y proponen iniciar un diálogo para mejorar la situación así como ayudar a limpiar la mala imagen del museo que ha generado todo este asunto.