La reciente subasta de la casa de subastas Sotheby’s en Nueva York guardaba una sorpresa: un cuadro de Domenikos Teotokopulos, más conocido como El Greco, subía hasta cinco veces por encima del precio que se le estimaba. La Anunciación, un óleo sobre tabla de 63 por 76 centímetros alcanzaba los 5,8 millones de dólares (4,3 millones de euros) después de una larga puja con cinco compradores luchando por la pieza, una de esas subastas que justifican asistir a una subasta sólo como espectador. Esta venta se produce en el 400 aniversario de la muerte del autor, lo que sin duda pone un punto más de interés en las celebraciones previstas.

La subasta de grandes maestros europeos (obras de los siglos XVI y XVII) fue todo un éxito, alcanzando un monto total de adquisiciones de 71,7 millones de dólares, muy por encima de los previstos, entre 42 y 60 millones. La obra que alcanzó una cotización más alta fue una pintura del holandés Gerrit van Honthorst (Un grupo feliz detrás de una balaustrada con un violín y un músico de laúd) que alcanzó los 7,55 millones de dólares.

Otra obra destacada fue una bella obra de Pieter Brueghel el Joven, La trampa de pájaros, que se vendió en 2,74 millones. Un buen comienzo para la temporada de subastas, muy por encima de las previsiones.
Imagen: El Greco. Detalle de La anunciación.