El Gobierno francés convocó en 2009 un concurso para llevar a cabo la construcción del futuro Ministerio de Defensa. El concurso no convocaba sin más a una serie de arquitectos, sino que iba destinado a elegir una empresa privada que presentara un proyecto conjunto de varios estudios y agencias de modo que su patrocinio garantizase la calidad de las propuestas. La empresa elegida finalmente fue la compañía telefónica Bouygues y los elegidos para el proyecto que ahora se ha presentado y que se iniciará en breve fueron Nicolas Michelin & Associés, Atelier 2/3/4 y Wilmotte & Associés. El nuevo ministerio, que unirá a los cuerpos militares de tierra, mar y aire, se prevee que esté terminado en 2014, se instalará en el distrito 15 y constará de un elevado presupuesto para su realización.