Existen muchas maneras de narrar algo. Un acontecimiento, un sentimiento, una invención, una teoría… hay muchas formas de representar, todas ellas igual de válidas. A menudo, cada individuo posee una facilidad concreta para hacerlo; hay quien dibuja, quien escribe, quien graba, fotografía, pinta, quien utiliza su propio cuerpo. Y también hay quienes se sirven de más de una faceta para contar al mundo lo que le ocurre o ve. Es el caso del mexicano Juan Rulfo, perteneciente a la generación del 52 que ha dejado obras literarias como Pedro Páramo, El llano en llamas o El gallo de oro pero que, además, también era fotógrafo, hasta el punto de conformar un legado de más de 7.000 negativos. “Soy uno cuando tomo fotografías y soy otro cuando escribo. No tomo nada del escritor cuando soy fotógrafo, ni del fotógrafo cuando soy escritor”, comentaba a menudo Rulfo. Ahora, con motivo de la celebración del centenario de su nacimiento, el Museo Amparo ha inaugurado la primera retrospectiva de la obra fotográfica del mexicano, comisariada por Andrew Dempsey y Víctor Jiménez. Hasta el 10 de julio de 2017 se puede conocer el trabajo, la otra faceta de Juan Rulfo, en las salas 1 y 2 del museo. El fotógrafo Juan Rulfo ha sido un proyecto organizado por Canopia, en colaboración con la Fundación Juan Rulfo y la Editorial RM y, además de la exposición, se publicará un libro dedicado a esta cualidad de Rulfo.

En la muestra se exhibirán parte del legado fotográfico, con alrededor de unas 150 imágenes, de las que al menos 50 son muy poco conocidas –como sus primeras capturas–. El montaje expositivo está presentado de manera cronológica y temática: paisaje, arquitectura, vida rural y urbana de México. Además de esto, también se incluye: un facsímil de la revista América en la que Juan Rulfo publicó algunas de sus imágenes por primera vez en el 1949 y fotografías realizadas para filmes como La Escondida, de Roberto Gavaldón, o El despojo, de Antonio Reynoso y Rafael Corkidi. Rulfo comenzó a fotografía a finales de los años 30, algunas de las imágenes originales que expuso en 1960 también se pueden ver en el Museo Amparo.

(El fotógrafo Juan Rulfo en Museo Amparo, Puebla, México. Desde el 6 de abril hasta el 10 de julio de 2017)