Performa, la bienal de performance que desde hace años tiene lugar en Nueva York al margen de las grandes instituciones como el Whitney o el New Museum, celebra este año su décimo tercera edición. La gran novedad que acoge esta próxima edición es la iniciativa “Pabellones sin paredes”, un programa por el que cada dos años se invitará a distintos países a participar y con los que se realizarán residencias e intercambios. Este año, la colaboración será con Noruega y Polonia por lo que este festival refuerza su carácter de encuentro internacional y como un punto de referencia fundamental para el arte de acción.