Probablemente pocas cosas sean tan poco punk como una exposición en el Metropolitan Museum de Nueva York, una institución consolidada y perteneciente al discurso dominante como pocas que, sin embargo, siempre se ha distinguido en el ámbito de la museología y la museografía por su capacidad para realizar exposiciones novedosas, reveladoras y espectaculares.
De hecho el departamento del museo dedicado al estudio del traje y de la moda (The Costume Institute of The Metropolitan Museum of Art) siempre ha sido una de sus atracciones principales, desde que las elegantes muestras de la época de la editora Diana Vreeland generaran largas colas y una expectación inusual en la sociedad más allá del sector del arte. Siguiendo esta línea, el punk, o mejor dicho la moda punk, como ya lo ha hecho el grafiti e incluso Bowie, ha entrado en el museo y lo ha hecho a lo grande, con numerosos ejemplos que estudian las aportaciones y la versatilidad de lo que empezó siendo una subcultura, una ideología y un posicionamiento vital y estético que, con los años, ha terminado convertido en un estilo. Un estilo reelaborado y transformado de la mano de grandes modistas que no obstante y en un nuevo contexto, el de la industria de la moda, han generado creaciones estéticas tremendamente innovadoras y brillantes.
El display de la exposición, organizado en siete apartados temáticos, es tan excepcional como cualquier de las piezas de la colección que alberga el Museo, la documentación reunida es exquisita y la labor de documentación de la muestra es impecable y repasa aspectos desde los inicios del movimiento y su evolución en la actualidad como el DIY, los lugares estratégicos como el CBGB, los ídolos musicales como los Sex Pistols o los primeros diseñadores punks como Vivienne Westwood.
Inevitablemente, al contemplar esta exposición, una de las conclusiones que se extrae es que el Punk esta muerto pero su estética y sus aportaciones al mundo de la moda todavía tienen mucho que decir. Hasta el 14 de agosto.
Imagen: Vista de la exposición Chaos to Couture.