Hasta 100 fotografías de Louise Dahl-Wolfe, quien modernizó la fotografía de moda de su tiempo, pueden verse hasta el 1 de octubre en el Museo San Telmo de San Sebastián. Louise Dahl-Wofe (San Francisco, 1895 – Nueva Jersey, 1989) fue una de las grandes fotógrafas norteamericanas que compitió como fotógrafa de moda y retratista hollywodiense con otros fotógrafos de la época como Edward Steichen, Horst P. Horst, George Hoyningen-Huene, Irving Penn o Martin Mukácsi.

Siendo la menor de tres hermanas hijas de un matrimonio de inmigrantes noruegos, Louise Dahl-Wolfe tuvo la oportunidad de estudiar en la Escuela de Bellas Artes de California (hoy, San Francisco Institute of Art), donde inició en 1914 sus estudios en diseño, composición, historia del arte y teoría del color. Fue en 1921 cuando entró en contacto con la fotografía, gracias a que conoció a Anne W. Brigman, quien supuso una gran inspiración para ella. Su gran salto al mundo de la moda fue en 1936, cuando entro en plantilla de Harper’s Bazaar. Durante los 22 años siguientes realizaría retratos y fotografías de moda, publicando un total de 86 portadas y trabajando con la editora Carmen Snow, el director artístico Alexey Brodovith y la editora de moda Diana Vreeland.

Con estilo propio es la primera exposición individual de la fotógrafa que se organiza fuera de los Estados Unidos. La muestra refleja como Louise Dahl-Wolfe fue una fotógrafa excepcional que supo hacerse un hueco en un mundo fundamentalmente dominado por hombres. Dahl-Wolfe experimentó el blanco y negro y el color, siendo una de las primeras fotógrafas en escoger localizaciones exteriores y en lugares alejados como África del Norte y Sudamérica. Asimismo, también fue pionera en retratar con luz natural y dominar con maestría el uso del color gracias, en gran medida, a sus conocimientos de pintura y teoría del color.

(Con estilo propio de Louise Dahl-Wolfe hasta el 1 de octubre en el Museo San Telmo)