La galería Kurimanzutto actualmente expone El esplendor geométrico de Carlos Amorales, un artista maduro y ya consolidado a nivel internacional, cuyo trabajo abarca performance, animación, dibujo, vídeo, instalación, diseño gráfico y música. El artista aborda estas disciplinas a veces de manera independiente pero casi siempre combinándolas de una manera estéticamente excelsa. Un pop impecable y agresivo. En El esplendor geométrico presenta su manifiesto titulado El cubismo ideológico, en el que cuestiona la exigencia social para con el arte, en el aspecto político y social. Un lugar en el que se le obliga a estar, según Amorales.

La exposición se compone de once collages abstractos y policromáticos, elaborados con una técnica de recorte aleatorio, de figuras imperfectas que el artista mexicano convirtió en composiciones abstractas de gran formato; son las mismas piezas que aparecen como escenografía en su tercera película El No-Me-Mires. En una entrevista asegura que las formas y los colores de los collages lo arrastraron al texto del manifiesto y el manifiesto a la película, que además se estrena y exhibe actualmente de manera paralela a la exposición; en ella se reflexiona en torno al racismo y se ponen en manifiesto ciertos aspectos autobiográficos del artista de manera inconsciente. (Carlos Amorales: El esplendor geométrico, galería Kurimanzutto, México D.F. Del 10 de febrero al 14 de marzo del 2015).


Imagen: Uno de los collages de la exposición.