Un nuevo museo se ve acechado por la crisis y los recortes. El MARCO se encuentra en una situación delicada hasta que su patronato se reuna y decida el presupuesto para el año que viene, aunque todo parece apuntar a que los recortes serán drásticos y el presupuesto máximo que podrían obtener -al menos eso barajan todos los rumores- sería de 700.000 euros. Una cifra con la que muchos museos, incluso con menos como La Panera, intentan programar y seguir adelante pero que en el caso del MARCO es inviable dado que, además, todavía no ha recibido muchos de los pagos pendientes del año en curso por lo que estas nuevas disminuciones le podrían llevar, en el peor de los casos, al cierre. Una situación caótica y delicada dado que no se saben las cifras con las que contará el centro para 2013 y el mes de diciembre avanza rápidamente.