En los años cincuenta, durante la dictadura franquista, el Paseo de la Castellana, una de las arterias urbanas de Madrid, fue el ejemplo de arquitectura modernista en España abandonando así el estilo neoclásico y academicista. La construcción de esos edificios supuso un debate sobre el papel del Arte en el imaginario colectivo y la identidad. Partiendo de este hecho, la artista venezolana Patricia Esquivias (Caracas, 1979), investiga ese periodo de la historia de España.

De esta forma, continua con una de sus obsesiones artísticas, el estudio y análisis de la arquitectura urbana y popular-ya lo hizo en Folklore III– vista cómo la ven los individuos que la habitan. En CA2M acoge A veces decorado, una exposición en la que reflexiona sobre cómo vivimos los espacios, los domésticos, públicos o históricos y su relación con el concepto de autoría.

Patricia Esquivias reside en Madrid pero se ha formado en Londres y San Francisco. Ha expuesto en museos como el Museo Nacional Reina Sofía, CA2M, MACBA, Frankfurter Kunstverein, 5º Berlin Biennale o en la Tate Modern.

(Patricia Esquivias, A veces decorado. CA2M, Madrid. Desde el 18 de febrero hasta el 5 de junio de 2017)