El cuerpo abierto. Representaciones extremas de la mujer en el arte contemporáneo es un ensayo recientemente publicado por Irene Ballester Buigues en la editorial Trea, en el que ha plasmado su investigación sobre mujeres artistas que utilizan su cuerpo como objeto y sujeto de una representación violenta, en la que la herida, la sangre y el dolor son estrategias con las que alterar la conciencia del que contempla la imagen, sugiriendo lecturas que van en el ensayo desde aspectos relacionados los estigmas, lo sagrado, la denuncia de ciertos tabúes patriarcales, la violencia de género o, con el arte latinoamericano como paradigma, la identidad fronteriza y la desterritorialización. Un trabajo que bebe de fuentes de distintas épocas y que va repasando, con epígrafes claros y bien estructurados, la obra de artistas como Carolee Schneemann, Monica Sjöo, Frida Kahlo, Grete Stern, Marina Abramovic, Lorena Wolffer o Jenny Saville; así como diversos asuntos que usan como nexo común la coporalidad, la conciencia y la “agencia” del ser y la identidad, el feminismo o la violencia, entre otros.

Imagen: Grete Stern. Sin título, Sueño nº 39,1949.