Miao Xiaochun (Wuxi, Jiangsu, China, 1964), es uno de los artistas más relevantes en el panorama del media art en China. Es conocido por hacer reinterpretaciones subjetivas de obras maestras de la historia del arte; en El último juicio en el ciberespacio, por ejemplo, se apropia de los frescos de la Capilla Sixtina substituyendo las 400 figuras con su propia imagen. Xiaochun construye escenas que combinan lo sublime de la pintura religiosa con distópicos temas de ciencia-ficción; para generar sus realidad virtuales emplea soportes digitales y avanzados softwares de animación infográfica. En Microcosmos, nueva exposición de Es Baluard, revisita El jardín de las delicias de El Bosco. Mediante la técnica 3D, Xiachun ha reinterpretado el célebre tríptico “convirtiéndolo en una historia contemporánea, de lenguaje moderno y creando un conjunto de misterios que metafóricamente responden a su visión del mundo, de la existencia y de la muerte”. Si Xiaochun realiza una lectura de la iconografía de El Bosco que parte de una perspectiva oriental, a partir de la cultura china, su mirada pretende ser global, acaparadora. En la obra vemos, como en otros trabajo de Miao Xiaochun, la figura del andrógino, que para el artista representa al ser humano. Microcosmos fusiona imagen y sonido con el objetivo de conducir al espectador en un viaje sensorial que recupera la tradición del movimiento propio de la pintura barroca. Para ello el autor ha recurrido a la Obertura de Tannhäuser de Richard Wagner, que opera como vínculo entre distintas culturas y épocas de la historia del arte, estableciendo conexiones entre tradiciones y lugares. La exposición ha sido coproducida por Casa Asia y Es Baluard con motivo del 10º aniversario del museo. (Es Baluard Museu d’Art Modern i Contemporani de Palma, Palma de Mallorca. Microcosmos. Del 18 de julio al 31 de agosto).

Imagen: Miao Xiaochun. Microcosmos, 2008.