La obra que el artista Yinka Shonibare ejecutó como parte del programa de arte público Plinth commission, Ship in a Bottle for London, sólo podría quedarse en Inglaterra si se recaudan 360.000 libras, cantidad que requiere el artista para que la obra pueda ingresar en el National Martime Museum donde formaría parte de la colección permanente. Los encargados del proyecto compiten por la obra con un coleccionista coreano que ha ofrecido una cifra que dobla la cantidad que pide el artista pero la Art Fund no ceja en su empeño y ya lleva 50.000 libras recaudadas dado que su director, Stephen Deuchar, considera una obligación que la obra permanezca en el país para el que se pensó. El plazo acaba a finales de febrero cuando la obra se retirará del podium de Trafalgar Square para dejar paso a la obra encargada para este año una escultura, de un niño ecuestre en bronce dorado, realizada por el dúo Elmgreen & Dragset.