A punto de finalizar, el próximo 1 de julio, el contrato de Vicenç Altaió en la dirección del Arts Santa Mònica, la Generalitat ha anunciado que la historiadora Conxita Oliver será su sustituta. Se incorporará al cargo en octubre y será entonces cuando el centro, inaugurado a mediados de los ochenta con una muestra dedicada al surrealismo catalán, vuelva a cambiar de rumbo tras estos últimos años centrado en el arte en relación a la ciencia, el pensamiento y la comunicación.

Con Oliver el centro no realizará ni muestras históricas ni de artistas que puedan ser de interés para el MACBA, centrándose en exposiciones y actividades relacionadas con “la realidad catalana creativa en sus distintas variedades”. Así mismo se ha designado un comité asesor con expertos de distintas disciplinas como el artista Francesc Aleu; el filósofo Pau Alsina; la profesora Teresa Camps, el fundador de Infonomia Alfons Cornella; el arquitecto Miquel Espinet; el diseñador gráfico Jaume de Laiguana; el emprendedor Didac Lee; la artista Àngels Ribé; el creativo publicitario Toni Segarra y la arquitecta Benedetta Tagliabue.