De que manera puede influir el montaje de una exposición en el espectador y como se supedita la obra de arte ante la exhibición de la misma dentro de ese montaje. A lo largo de la historía del arte, hemos podido ver distintos modos de exponer las obras de los artistas, desde lo museos clásicos, al nuevo lenguaje de las vanguardias y la manera de exponer el arte contemporáneo. Hemos visto como el arte ha sido ensalzado por el poder y denostado por el mismo, jugando con  el modo expositivo de la misma, para conferirle un lenguaje modificado, poniendolo al servicio de un mensaje. Cada modo de arte, cada estilo, necesita una nueva forma de ser visto, de ser expuesto.

Colección XIII. Hacia un nuevo museo de arte contemporáneo es una investigación sobre las distintas formas de montajes expositivos en museos públicos de arte contemporáneo que han tenido lugar en Madrid, un ensayo de laboratorio. Como pilar para esta exposición se utilizarán los fondos de la colección el CA2M y de la Fundación ARCO para examinar los distintos montajes. ¿Funcionarían hoy esos montajes? La cuestión que aborda la muestra es evidenciar como la percepción y el significado de las obras cobran un sentido distinto al modo en el que se exhiben. La manera en la que se abordan los distintos dispositivos reflejan las ideas que se tenian en el momento del arte y el espectador en cada época, incluso reflejando en ellas las representaciones del poder y la autoridad, contruyendo distintas identidades. En definitiva, el poder de la museografía sobre la propia obra. En el año 1959, el MoMA de Nueva York inauguró una exposición que se titulaba Toward the New Museum of Modern Art, de la que toma el nombre esta del CA2M. Esta exposición fue comisariada por Alfred H. Barr Jr., que desarrolló el montaje denominado cubo blanco o la manera en la que tenía que entenderse la evolución del arte desde las Vanguardias, y de como estas influían en el modo de montaje expositivo. Esta exposición evideció la manera de exponer de los museos tradicionales, la falta de espacio, evidenciando la necesidad de ampliar los museos y lo consiguió regresando a la forma de exponer de esos museos decimonónicos, evidenciando los aspectos negativos de este modo expositivo.

También en 1959 se inauguró el primer Museo de arte Contemporáneo de Madrid. Utilizando el modo de montaje de este primer museo, tanto sus estancias para la colección permanente, como la denominada sala negra, sala de exposiciones temporales, se abordará, a modo de estudio, la eficiencia de la misma y su sentido a día de hoy. La exposición comienza con el montaje del Museo del Prado que, fundado en 1819, comezó mostrando obras de artistas vivos. El siguiente paso ataca la reivindicación de los artistas por la necesidad de tener un espacio propio, naciendo así en el año 1898 el Museo de Arte Moderno y el proyecto nuevo Museo de Arte Moderno de Fernando García Mercedal en 1933. Coleccíon XIII.Haca un nuevo Museo de Arte Contemporáneo está comisariada por Sergio Rubira y cuenta con la obra de artistas como Karel Appel, Joan Fontcuberta, Roni Horn, Concha Jerez, Mitsuo Miura, Susana Solano o Miguel Trillo entre otros. En definitiva, la exposición del CA2M es un estudio y una indagación en los modos expositivos de los museos de arte contemporaneo y de como el lenguaje de estos influye en los distintos modos de ver.

(Colección XIII. Hacia un nuevo museo de Arte Contemporáneo, CA2M, Madrid. Desde el 24 de junio al 25 de Septiembre del 2016)