Hace tiempo que poder hacer una consulta a través de internet en un teléfono móvil no es, ni mucho menos, ninguna novedad. Precisamente por ello, porque cada vez más nos estamos acostumbrando a ver y a mirar a través de las pantallas -no de nuestros ordenadores- sino de nuestros teléfonos móviles, son muchos los centros de arte que cuentan con aplicaciones iphone, ipad o android. Así mismo, muchas colecciones y fundaciones particulares cuentan con estas mismas aplicaciones para que los usuarios de la red puedan conocer sus fondos online e, incluso, cada vez es más común que se celebren ferias, bienales y exposiciones sólo en la web (desde el fulgurante caso de la VIP Art Fair hasta nuestra más cercana edición de Arco Collect online).

Algunos ejemplo recientes que se han sumado a este fenómeno móvil son la LABoral Centro de Arte y Creación Industrial, con su recién estrenada aplicación que permite visitar virtualmente el centro y sus exposiciones o, la de la Colección Patricia Phelps de Cisneros para la exposición que acoge el MNCARS La invención concreta. También la Panera que, como ya anunciamos hace tiempo, ha producido para estos soportes una serie de obras que ahora han itinerado al Arts Santa Mònica de Barcelona y, junto a estos ejemplos, muchos más como la plataforma s[edition], el galardón AppArtAward del ZKM Center for Art and Media de Karlsruhe que premia la mejor obra hecha específicamente para estos formatos, o la muestra Tablet Art que tuvo lugar, en 2012, en el Festival File de Río de Janeiro. A nivel más anecdótico aún, destacar que hasta ha surgido un nuevo fenómeno en twitter y wassap, el Emoji Art, consistente en traducir a emoticonos algunas de las piezas más emblemáticas de la historia del arte reciente como Rhythm 2 de Marina Abramovic o la calavera de diamantes de Damien Hirst. Una nueva era para el arte contemporáneo y, sobre todo, una nueva forma de acceder a él.

Imagen: Ejemplo de obras traducidas a Emoji Art.