El museo Guggenheim Bilbao inaugura una de las mayores retrospectivas dedicadas a Egon Schiele en nuestro país. Un centenar de obras entre las que se pueden encontrar dibujos, fotografías, gouaches y grabados del que se considera uno de los artistas austríacos más influyentes y, desde luego, uno de los más populares (junto a Klimt) entre el público.

Los fondos que se exhiben proceden en su totalidad del Abertina Museum y dan una clara idea de lo que fue la evolución y la línea de trabajo de este artista que, a pesar de fallecer a una edad temprana, pudo producir miles de trabajos en los que un naturalismo inicial fue dando paso a un expresionismo cada vez más particular y desatado.
Hasta el 6 de enero.

Imagen: Egon Schiele. Pareja sentada, detalle, 1915.