Hace tan sólo unos días Rachael Thomas, la directora de Dublin Contemporary 2011, dimitía de su cargo inesperadamente y ahora, cuando el festival todavía no tiene nadie a la cabeza, se ha hecho público que Christian Viveros-Fauné y Jota Castro han sido elegidos comisarios. Con este anuncio, Dublin Contemporary 2011 toma por fin algo de forma ya que tras la dimisión de Thomas se temía que todo pudiera quedar en el aire. Esta iniciativa, promovida por el Departamento de Turismo y Cultura de Dublín, tendrá lugar del 6 de septiembre al 31 de octubre, y se plantea como una forma de promoción del arte contemporáneo en Irlanda de modo que su capital se convierta en un nuevo centro de exhbición internacional que espera atraer a más de 150.000 visitantes. Viveros-Fauné es crítico de arte y comisario y Jota Castro es artista y comisario. Ambos han pensado darle un enfoque social y político al evento aprovechando el contexto histórico y el pasado turbulento de la ciudad. Presentarán para ello un programa de exposiciones en marzo, agrupadas bajo una frase tomada de un poema de Yeats: “Terrible Beauty—Art, Crisis, Change & The Office of Non-Compliance” ya que los comisarios quieren enfatizar la capacidad regeneradora del arte contemporáneo y su capacidad para cambiar la sociedad.