El afamado videoartista Doug Aitken (California, 1968) ha ideado una proyección Song 1 que envuelve e ilumina el mítico edificio cilíndrico del Hirshhorn Museum en Washington. Además de las evocadoras imágenes en movimiento la vídeoproyección incluye una banda sonora creada ex profeso para la instalación con contribuciones de músicos como Beck, James Murphy de LCD Soundsystem o Devendra Banhart, por lo que se genera una experiencia sensorial total en torno al edificio y, lo que es más llamativo aún, se convierte en el primer cine que proyecta en 360º obligando al espectador a rodear e intervenir activamente en su visionado y, por tanto, a sumergirse más aún en la experiencia. Esta obra, que pasará a las colecciones del Hishhorn, se podrá visitar hasta el 13 de mayo desde el atardecer hasta la media noche. Una experiencia continua que funde la solidez arquitectónica con la atmósfera y el entorno, para lo que contribuyen las imágenes de cielos, palmeras o simplemente formas abstractas, luces y colores hipnóticos y de gran lirismo.