VÍDEO

El trabajo de Dorothy Iannone (Boston, 1933), actualmente afincada en Berlín, es explícitamente celebratorio de la sexualidad femenina, del amor y del placer. En este sentido, y aunque un análisis de su obra permite afirmar que se trata más de un acto de sinceridad y visibilidad necesario, la censura ha acechado su obra en diversas ocasiones. Nalgas, erecciones, pechos y vaginas participan en comunión en la obra de Iannone, artista que ha partido de su propia biografía, de su vida, sus amores y de las lecturas y películas que ha visto para construir sus personajes y para inspirar el conjunto de su trabajo. La exaltación de la sexualidad femenina en la obra de Iannone está presente incluso a día de hoy, por lo que se trata prácticamente de una forma de resistencia para ella.

Décadas antes de Tracey Emin, Iannone hizo un libro de artista que nombraba a todos los hombres con los que se había acostado. De hecho, gran parte del espíritu de Iannone, su estilo artístico, con sus confesiones y estridencias preceden a Emin. En este sentido, Iannone se ha ganado el nombre de chica mala original. Y esta actitud prematura le ha llevado a experimentar diversos casos de censura. Dorothy Iannone fue arrestada en la aduana de los Estados Unidos en 1961 por transportar las novelas prohibidas y censuradas de Henry Miller. Un juicio que ganó consiguiendo, además, anular la censura de diversos autores; Miller entre ellos. Once años más tarde, en 1972, sufrió un episodio similar en las aduanas de Reinio Unido, donde algunos de sus propios libros de artista fueron destruidos. También, más tarde, una exposición suya en Berna (Suiza) fue censurada provocando la dimisión del reconocido comisario Harald Szeemann.

En este vídeo, recuperamos las explicaciones de la propia Dorothy Iannone en torno a temas relacionados con la censura.