Tal y como sucede en la mayoría de países, y debido a la crisis económica, los museos británicos han sufrido drásticos recortes en sus presupuestos. Por ello, y para que las programaciones y las actividades no se vean perjudicadas, el Gobierno inglés está trabajando en nuevas formas para recaudar fondos. La última idea que se va a poner en marcha es un sistema de donación a través del teléfono móvil. El Victoria & Albert Museum y la TATE son las dos primeras instituciones que van a probar este sistema por el cual, cualquiera que desee apoyar a estos museos, podrá hacerlo con una donación mediante su móvil, enviando un mensaje de texto desde cualquier sitio, por ejemplo, cuando visitan una muestra que les ha entusiasmado. Otras instituciones culturales como los teatros, también van a seguir este sistema que ya se ha utilizado en Gran Bretaña con proyectos tecnológicos y que ha resultado bastante exitoso ya que la unión, hace la fuerza.