El Museo Reina Sofía recibe donaciones y depósitos de obras de Marcel Broodthaers de mano de la viuda del artista. Tras finalizar la retrospectiva sobre el artista en el centro, el museo albergará cinco nuevas obras que se sumarán a las cuatro que ya formaban parte de la colección de la entidad. Se trata de cinco películas, por un lado Une seconde d’eternité de 1970 y por otro Cinema Modèle, una instalación de cuatro flims que permite un visionado global del uso que el artista hizo del medio cinematográfico.

En cuanto a los depósitos, los coleccionistas Ricardo y Susana Steinbruch han cedido durante cinco años prorrogables la obra Pool datada en 1966 a la que se suma la cesión, por el mismo periodo de tiempo, la obra Le Corbeau et le Renard por AFCA. En total, siete nuevas obras del artista belga las que se podrán ver, de manera permanente, en el Museo Reina Sofía.