Este sábado 23 de mayo el MUAC inaugura dos exposiciones, la primera y la más comentada de ellas es Escrito/Pintado, comisariada por Cuauhtémoc Medina y Amanda de la Garza. Se trata de una muestra en torno al trabajo del prolífico artista nacionalizado mexicano, Vicente Rojo, que lleva ya más de medio siglo activo, trabajando como pintor, artista plástico, diseñador gráfico y editor. Definitivamente un personaje clave cuando se habla de arte moderno en México y un indiscutible referente del diseño gráfico, gracias a su maestro, Miguel Prieto. Rojo llegó a México en 1949 con 17 años y es aquí donde estudia pintura y tipografía; será este país donde desarrollaría, con el paso del tiempo, su obra tan particular. En 1980 comenzó a alternar la pintura con la escultura, además de que su carrera siempre ha estado ligada al diseño editorial. Asegura que tardó 30 años en hacer algo que le convenciera, aunque actualmente lleva ya más de cincuenta años produciendo obras con las más diversas técnicas, mezclando y experimentando. Esta exposición profundiza en la tensión entre el compromiso social y utilitario del diseño editorial y la defensa de la autonomía de la pintura, cuestiones que han marcado su obra. Un total de 90 piezas integran la muestra, desde pinturas, esculturas, libros de artista hasta obra gráfica y diseño editorial. También se presentará por primera vez la serie pictórica y escultórica Casa de Letras, que Rojo ha venido realizando entre 2012 y 2015.

Por otro lado Jorge Méndez Blake, concibe la Biblioteca Nacional como “una especie de coraza de resguardo del conocimiento, y si uno quiere acceder tiene que hacer el esfuerzo con una razón específica, no es abierta. En ese sentido, es interesante de alguna manera desestabilizar esta solidez en el sentido de qué sucede si una lugar, en vez de ser un espacio cerrado, es un intermediario de desarrollo social” y a partir de esta premisa lleva varios años ya desarrollando investigaciones y obras de todo tipo.
Traslaciones topográficas de la Biblioteca Nacional se inscribe en esta expedición que involucra una reflexión sobre la materialidad arquitectónica y la geografía.
El artista parte de la cercanía física entre la Biblioteca Nacional y el MUAC para activar las relaciones museo-biblioteca; se busca conectar físicamente los dos edificios a través de una serie de acciones que implican la participación del artista y de distintas personas. En El topógrafo, documentada en vídeo, el artista explora una ruta alternativa, la más corta, marcando una línea recta a través de la zona semi-salvaje de vegetación y lava que los divide. Para construir esta línea recta, el artista marca el territorio sobre el que avanza, utilizando instrumentos propios de la topografía. (Vicente Rojo. Escrito/Pintado. MUAC, Ciudad de México. Del 23 de mayo al 20 de septiembre 2015. Jorge Mendez Blake / Traslaciones topográficas de la Biblioteca Nacional. MUAC, Ciudad de México. Del 23 de mayo al 20 de septiembre 2015).


Imagen: Vicente Rojo. Artefacto, 1968.