El hasta ahora presidente de la Academia de Cine de España, D. Enrique González Macho, ha dimitido de forma sorpresiva y contundente. Quizá por prudencia, ha esperado a que pasara la entrega de los premios Goya para dar la noticia y que este hecho no contaminara la ya de por sí siempre comentada retransmisión de los premios. Sorprende más aún cuando aludiendo a elementos estrictamente personales, lo haya hecho en su segundo mandato no exento de polémicas, pues una vez terminado el primero ya dijo en su momento que se retiraba y que sólo volvería a presentarse si las opciones a sucederle eran “raras o peligrosas”, la candidatura por la que cumplió su palabra fue la de la productora Piluca Baquero, a quién venció con más del doble de votos.
El 12 de noviembre de 1985, una docena de profesionales, encabezados por el productor Alfredo Matas, se reunían en un almuerzo para concretar la creación y sentar las bases de lo que sería la actual Academia. En sus convulsos 30 años, han existido 13 presidentes de la institución: José María González Sinde (1986-1988), Fernando Trueba (1988), Antonio Giménez Rico (1988-1992), Fernando Rey (1992-1994), Gerardo Herrero (1994, interino tras el fallecimiento del anterior), José Luís Borau (1994-1998), Aitana Sánchez-Gijón (1998-2000), Marisa Paredes (2000-2003), Mercedes Sampietro (2003-2006), Ángeles González Sinde (2006-2009), Eduardo Campoy (2009, interino tras la renuncia de la anterior por su nombramiento como Ministra de Cultura), Alex de la Iglesia (2009-2011). Son 30 años en los que la institución se ha ido asentando, saneando sus cuentas (periplo Giménez Rico con su vicepresidente, el productor, Eduardo Ducay), consiguiendo la magnífica sede (período Borau), sita en la calle Zurbano; tras la presidencia de Sánchez-Gijón la Academia se abre a un sector más amplio y joven de la sociedad. El ente nació con apenas un centenar de socios y hoy en dia cuenta con más de 1.300, una prueba más de sus consolidación en el sector.
Desde su fundación, la Junta Directiva proponía un nombre, siendo en 2006 cuando hubo por vez primera dos candidaturas (la guionista y directora Ángeles González Sinde y el director artístico Gil Parrondo), por lo que se tuvo que votar; en el primer mandato de E. González-Macho salió victorioso de la otra propuesta, liderada por el director Bigas Luna. Tras esta última dimisión (la primera fue la de Alex de la Iglesia a pocos meses de concluir su mandato por su desacuerdo con la ley Sinde) toma las riendas el segundo de abordo, el hasta ahora vicepresidente en funciones, actor Antonio Resines.