Las previsiones no han fallado. Si hace unos días anunciábamos posibles novedades en torno a la polémica en la elección de nuevo director en el CGAC (Santiago de Compostela), ahora estas ya son una realidad. La semana pasada era Marisa Sobrino, miembro del patronato, quien anunciaba su dimisión, entre duras críticas al proceso y a la gestión del centro. No ha sido la única, ya que a los pocos días conocíamos que Sofía Santos Pérez, presidenta del patronato, dimitía también. Médica, coleccionista y profesora de la Facultad de Medicina, Santos sustituía a Manuel Fernández de Sousa-Faro, presidente del patronato hasta 2012. Este nuevo giro en la situación del centro gallego agrava aún más la crisis por la que está pasando desde que Miguel Von Hade, director de CGAC, anunciara en diciembre que abandonaba el cargo y Santiago Olmo fuera elegido para el puesto hace unas semanas. Tiempos de agitación en el museo, que parece abocado a una crisis que se agudiza con el paso de los días.