María López Fernández directora del recientemente inaugurado Museo Carmen Thyssen de Málaga ha presentado la dimisión de su cargo. Del mismo modo el exdirector del IVAM y del MNCARS Tomás Llorens, que actuaba como principal asesor de la colección y era miembro del patronato del nuevo museo, se ha unido a esta renuncia presentando junto a López Fernández su dimisión al Ayuntamiento de Málaga. Los dos historiadores han aducido como principales causas las interferencias por parte del ayuntamiento y de la baronesa cuando en una reunión decidieron cambiar la estructura del centro convirtiendo la dirección en dirección artística y desviando las funciones ejecutivas a un gerente elegido a dedo y por cuestiones políticas, sin que su valía o experiencia tuvieran nada que ver en su selección. El museo Thyssen de Málaga apenas lleva dos semanas abierto al público y, sin embargo, sus principales encargados no han dudado en abandonar un proyecto que no ha hecho más que empezar y que va a dar mucho que hablar.