Spencer Tunick sigue adelante con su serie de fotografías de desnudos masivos en 90 ciudades del mundo. En esta ocasión le ha llegado el turno a Bogotá, la capital colombiana, que ha respondido (como siempre sucede) con un entusiasmo envidiable. A la llamada de voluntarios para posar desnudos en una plaza pública, se inscribieron mas de 10.000 personas, siendo finalmente 6.132 las que acudieron, la madrugada del día 5 de junio, a la plaza Bolívar, donde están la Catedral, la Corte Suprema de Justicia y el Capitolio. La idea del fotógrafo sigue siendo la misma: reivindicar la belleza y libertad del cuerpo frente al poder institucional. Tunick ha explicado a la prensa colombiana: “Con mi obra reflexiono sobre la relación del espacio público y lo privado, lo tolerado y lo prohibido, la moral y lo inmoral o lo individual y lo colectivo”. La sesión se inició con el artista disparando a la multitud aterida por el frio, desnudos, de pie , con brazos estirados a lo largo del cuerpo y mirando al frente, las fotos de tomas generales se tomaron con un dron. Posteriormente las mujeres se agruparon frente al Capitolio, y se continuó con otras tomas en otros lugares cercanos, como el Teatro Colón y el Centro Cultural Gabriel García Marquéz.

Spencer Tunick (Nueva York, 1967) comenzó en 1990 fotografiando personas desnudas por las calles de Nueva York, en 1997 se trasladó a otros estados para seguir con el proyecto Naked States (Estados Desnudos), pero finalmente el proyecto se convirtió en internacional cambiando de nombre por Nude Adrift (Desnudo a la deriva) cuando empezó a realizar fotografías de desnudos en la Antártida. Ha realizado este tipo de imágenes en ciudades de todo el mundo, como Buenos Aires, Londres, Viena, Sao Paulo, Melbourne, Lyon, en Barcelona llegó a desnudar a 7.000 personas en junio de 2003, y en Ciudad de México fue donde hasta el momento ha logrado reunir a mayor numero de personas: un total de 18.000 en la plaza del Zócalo en mayo de 1977.

Estas sesiones de Bogotá se realizaron con el patrocinio del whisky Johnie Walker, la colaboración del MAMBO (Museo de Arte Moderno de Bogotá, que recientemente ha cambiado de dirección después de varias décadas de inmovilidad), que realizará a finales de este año una exposición de Spencer Tunick en sus salas, en las que estarán presentes estas imágenes tomadas ahora. Como es costumbre del artista en todos sus posados masivos, cada uno de los modelos que intervienen recibirán una copia de una edición limitada del macrorretrato como recuerdo de su colaboración.