Un ciudadano ha enviado a la Comisión de Peticiones del Senado una denuncia en la que acusa de un presunto fraude al museo Picasso de Barcelona por acoger, según el denunciante, obras de arte atribuidas al malagueño y que, sin embargo, asegura son de otros autores. El denunciante culpabiliza de este presunto fraude al Gobierno, a la Generalitat y al Ayuntamiento de Barcelona ya que fueron los responsables de la Donación llevada a cabo en 1970 en la que asegura se cometieron estas falsas atribuciones por las que se añadió a obras de pintores como José Ruiz Blasco, el padre de Picasso, Isidoro Brocos Gómez, José Garnelo Alda, Ramón Casas y Álamos Jumont la firma de Picasso. El denunciante, adjunta a su denuncia un examen caligráfico ejecutado en 2002 por dos expertos, y acusa no sólo de falsificación al Museo sino también de estafa a los ciudadanos que pagan su entrada al centro.