El Centro Pompidou presenta una retrospectiva del arquitecto canadiense más internacional, Frank Gehry, ganador del Premio Pritzker en 1989. Siguiendo una presentación de su trabajo que se hizo en el centro de arte parisino en 1992, la muestra actual es una exhaustiva exposición de una de las figuras clave de la arquitectura contemporánea. Ninguna retrospectiva antes había reunido tantos proyectos de Gehry: 220 dibujos, 80 maquetas y modelos, además de documentación de los procesos de trabajo. Mucho por ver en el Centro Pompidou, que pretende así recoger la evolución en el estilo del arquitecto desde sus comienzos en los 60 hasta hoy. Su reflexión en torno a los significados de la arquitectura, la introducción de métodos de diseño propios o el uso de materiales pobres como cartón o chapas de acero son algunas de las claves de esta muestra. Están presentes proyectos tan importantes en su carrera como el Museo de Diseño de Vitra en Alemania de 1989, el Museo Guggenheim de Bilbao de 1997 o la Torre Beekman de Nueva York de 2011. El trabajo de Gehry es sin duda uno de los más importantes en la arquitectura contemporánea, convirtiendo muchos edificios en iconos y transformando el rol social y cultural de la arquitectura en su relación con las ciudades. (Frank Gehry, Centre Pompidou. Del 8 de octubre de 2014 al 26 de enero de 2015).


Imagen: Frank Gehry, Museo de Arte Weisman, Minneapolis, Minnesota, 1990-1993.