La exposición One on One permite a los artistas interactuar directamente con el visitante. Las obras que componen la muestra, independientemente de que hayan sido realizadas “ex profeso” para la muestra o de que se hayan mostrado con anterioridad, se pueden ver aquí de un modo diferente. Sólo se puede acceder a cada obra “one on one”, creando un gabinete íntimo que transforma el espacio normal de un centro de arte como es el KW de Berlín en un espacio para experimentar sin molestias las diecisiete obras de Massimo Bartolini, Beier Nina, Joe Coleman, Trisha Donnelly, Geoffrey Farmer, Hans-Peter Feldmann, FORT, K. Günter, Kahrs Annika, Kusmirowski Robert, Kwade Alicja, Lucas Renata, Yoko Ono, Blinky Palermo, Sala Anri, Jeremy Shaw y Tobias Zielony que se encuentran encerradas y aisladas. Se evita así la interacción de las unas con las otras o el desarrollo de un concepto expositivo basado en las obras expuestas. Y se propone un discurso novedoso basado en la forma que tenemos de ver el arte en la actualidad: rodeado de piezas en salas o acotado a una disertación basada en un título o una proposición curatorial. Hasta el 20 de enero.

Imagen: Yoko Ono. Telephone Piece, 1971-2012).