En estos tiempos de cambios y desajustes se convierte en noticia la excepción, en este caso, la confirmación en su cargo por parte del Patronato de la Fundación Artium de Álava, del director del museo desde hace cinco años, Daniel Castillejo. Es el segundo director que ha tenido el Museo, después de Javier González de Durana, y ha sido desde sus orígenes, una figura esencial para que ARTIUM sea hoy una realidad. Él fue uno de los tres responsables de las compras de la colección durante una dura etapa en la que el museo no era más que un sueño, y él fue, también, quien supo congregar entorno a la idea de un museo vasco más cercano a la realidad del arte del país, a toda la sociedad artística. Enhorabuena pues, tanto a Daniel como al Museo.