Esta vez no ha sido con el precio de alguna de sus obras en una subasta, sino con el número de visitantes que acudieron en 2012 a ver su exposición individual en la TATE Modern. Una cifra que ha convertido la exposición de Hirst en la monográfica más visitada en la historia de esta institución que, además, con 5,3 millones de espectadores ha sido el segundo museo británico al que acudieron más personas en 2012, por detrás sólo del célebre British Museum con 5,6 millones de espectadores.

Damien Hirst contribuyó para garantizar a la TATE este segundo puesto en un 9%, porcentaje correspondiente al número de visitantes de su muestra en relación al número de visitantes total de la TATE en 2012. Un nuevo éxito para el siempre célebre Damien Hirst.

Imagen: Damien Hirst ante su pintura I am Become Death, Shatterer of Worlds: