VÍDEO

Damián Ortega (México D.F, 1967) comenzó su aproximación al arte como caricaturista político en publicaciones de su México natal. A partir de los años ochenta, Damián Ortega aumenta su presencia en los núcleos intelectuales y artísticos, como el Taller de los Viernes junto a Gabriel Orozco. En una primera etapa, Ortega está claramente influenciado por la tradición muralista de su país pero en realidad, serán la escultura y la instalación los formatos que marquen su trayectoria profesional. Su presencia en la 50º Bienal de Venecia le consagró como artista gracias a su obra The Cosmic Thing, en la que desmantelaba por completo un coche Volkswagen Beetle, muy popular en los años sesenta y setenta en México gracias a su precio accesible. “La fábrica estaba en Puebla y fue la última en fabricar estos coches” explica el artista en el video. “Mi padre me regaló su coche y con el paso del tiempo el coche dejó de funcionar. Fue como perder una mascota” apunta. Sus instalaciones están formadas por objetos cotidianos alejándose de los materiales clásicos que como el marmol “son muy caros y difíciles de encontrar”. Ha expuesto en el Museo Reina Sofía de Madrid, en la Tate de Londres o en Kunsthalle de Basilea.