Polonus Populus, eran las palabras con las que se dirigía el Papa Juan Pablo II al pueblo polaco y que ahora retoma como título Dagmara Wyskiel, artista polaca residente en Antofagasta desde 2002, para su exposición en el Museo de Arte Contemporáneo del Parque Forestal de Chile. A través de una intervención en el hall del edificio interroga y repasa la historia de Polonia desde el año 966 hasta la actualidad. La muestra se inauguró el pasado 3 de mayo coincidiendo con la celebración de la Constitución de Polonia de 1791, la primera Constitución de toda Europa que desde su creación ha servido de ejemplo para las demás naciones. La instalación de Wyskiel consiste en una banda de plástico transparente suspendida a la altura del espectador, conformando con su disposición en el espacio un itinerario lleno de curvas que el visitante puede recorrer con libertad mientras observa una cronología en la que el color rojo representa los años de guerra, y el blanco, los de paz por lo que la linealidad del tiempo se presenta trastocada por la intervención consciente de la artista que quiere destacar las diferencias entre la calma y la tragedia que implica una guerra o conflicto de algún tipo para un país. A este recorrido crítico que propone Wyskiel se suma un susurro que resuena por toda la sala, la voz de la artista extraída del vídeo Qué hago con tanta memoria de 2009. En definitiva con Polonus Populus, Dagmara Wyskiel invita a reflexionar sobre un país tremendamente condicionado por sus circunstancias geográficas, históricas, sociales, políticas y religiosas pero que, a pesar de todo, siempre ha resistido a los conflictos que se le han ido presentando.

Imagen: Vista de la exposición Polonus Populus de Dagmara Wyskiel en el Museo de Arte Contemporáneo del Parque Forestal de Chile, Santiago de Chile, 2012.