Garabatos aleatorios, sumados a la caligrafía y el grafiti de colores grises y blancos sobre grandes campos de color. Esta sería la manera más rápida de definir la obra de Edwin Parker, más conocido como Cy Twombly. Artista norteamericano nacido en la segunda década del siglo XX, su obra se encuentra en museos como el Lovre o el MoMA. Llena de simbolísmo romántico, sus obras entremezclan el texto con la imagen, los títulos pueden ser interpretados a través de las formas.

El Museo Pompidou de París acoge una retrospectiva de Cy Towmbly inédita, que solo se presentará en al capital francesa y que reunirá préstamos procedente de colecciones públicas y privadas de todo el mundo. La exposición ha sido montada en tres grandes bloques. Nine Discourses on Commodus, Fifty Days at Iliam y Coronation of Sesostris, nombre de las tres fases expositivas hacen referencia a tres periodos distintos del artista. Juntas conforman una retrospectiva, un repaso a toda la obra del norteamericano, un recorrido cronológico con más de ciento cuarenta pinturas, esculturas, dibujos y fotografías que permiten apreciar la riqueza del conjunto de la obra.

La obra del artista es extensa, abarcando un periodo de sesenta años. A pesar de ello, esta nunca perdió vitalidad ni fuerza, convirtiéndose, su trayectoria, en una de las más proliferas de los últimos años. Una de las grandes características CY Twombly es aunar la cultura americana de posguerra y la cultura mediterránea. El expresionismo abstracto reinterpretado por el artista, caracterizado por su compleja personalidad. La importancia de la fotografía en su obra, la influencia de la cultura, sobre todo del sur de EE.UU., y Europa, a través de Italia sobretodo, dan sentido a su obra.

(Cy Towmbly en Centre Pompidou, París. Desde el 30 de noviembre hasta el 24 de abril de 2017)