La figura de Gina Pane (Biarritz, 1939, Paris 1990) ha quedado grabada a fuego por sus performances radicales a lo largo de los años setenta. Esta artista, criada entre Italia, Francia y Austria fue una de las representantes del Arte corporal junto a otros como Marina Abramovic, Joseph Beuys o Chris Burden. Para Gina el uso de su propio cuerpo era la mejor forma de expresar las problemáticas que marcaron su obra: el impacto de la guerra de Vietnam, el movimiento de Mayo del 68 y la destrucción de la naturaleza. Problemáticas que Gina materializó en su cuerpo a través de heridas, autolesiones y performances como Escalade non Anesthesiée, Acción Sentimental y Psyché en 1974.

El MUSAC de León acoge Gina Pane, Intersecciones, un título que describe el intento por aunar la obra de esta artista fascinada por lo sagrado y las relaciones humanas con la vida, a muerte, la fertilidad y el símbolo de la sangre. En Intersecciones se podrán ver obra de distintos tipos: pinturas, paneles fotográficos, dibujos, textos, vídeo y escultura. Paralela a esta exposición, el museo organiza una conferencia impartida por el comisario de la muestra, Juan Vicente Aliaga el 29 de enero.

(Gina Pane, Intersecciones. MUSAC, Sala 3. Desde el 30 de enero al 24 de abril de 2016)