Parece ser que el lema de “imagina lo que deseas” no está siendo muy adecuado para la futura Bienal de Sidney, que a pocos días de su apertura ha entrado en crisis con el abandono de cinco de los artistas seleccionados (Libia Castro, Ólafur Ólafsson, Charlie Sofo, Gabrielle de Vietri y Ahmet Ö?üt), por problemas éticos con respecto a la empresa patrocinadora principal, que al parecer es también la constructora de unos campos de confinamiento para inmigrantes ilegales. Estos cinco artistas darán conferencias y realizaran talleres durante la Bienal para concienciar a los asistentes sobre su actitud. Y si bien sólo han sido cinco los que han abandonado, y la prensa prácticamente no ha dicho nada, parece que otros 41 han manifestado su malestar y la posibilidad de seguir el camino de sus compañeros.