El sábado pasado terminó el plazo de cesión de obras que, durante once años, habían acordado la Baronesa Thyssen y el Ministerio de Cultura. Por el momento las partes no han llegado a un nuevo acuerdo aunque la Baronesa ha cedido sus cuadros de forma gratuita durante un año más para garantizar la actividad del Museo hasta que se cierren las negociaciones.