Hace sólo unos días que el MoMA de Nueva York anunciaba la compra del vídeo Fire in My Belly retirado de la exposición Hide/Seek Difference and Desire in American Portraiture ante las quejas de la Catholic League y de John Boehner, nuevo portavoz de la Cámara de Representantes. Ahora Wojnarowicz vuelve a estar en boca de todos ya que el Hirshhorn Museum and Sculpture Garden ha hecho pública su repulsa por la censura cometida, mostrando abiertamente su desacuerdo con la institución de la que depende. El Hirshhorn Museum ha publicado una carta en su propia web en la que lamenta el penoso precedente que establece con esta acción el Smithsonian así como apoya a la National Portrait Gallery de Washington por llevar a cabo esta muestra que desvela alguna de las principales preocupaciones de nuestra sociedad actual tal y como entienden que el arte y la cultura contemporánea deben hacer. Del mismo modo condenan todo intento individual o colectivo por coartar la libertad de expresión y restringir el conocimiento.