Autoconstrucción y mirada son los temas centrales en el trabajo de la artista francesa Sophie Calle (París, 1953) y que ahora podemos ver en la amplia retrospectiva de su trabajo en La Virreina Centre de la Imatge, comisariada por Agustín Pérez Rubio. Piezas que recorren su producción desde mediados de la década de 1980 hasta la actualidad con gran diversidad de medios como fotografía, libros, vídeo o performance. Un corpus conceptual que ha integrado su investigación desde el principio, con la intimidad como objeto central de su trabajo, especialmente la suya propia. Su constante búsqueda por construir la mirada y de autoconstruirse a sí misma y en relación con el otro se refleja en piezas donde la belleza y el arte se manifiestan de formas variadas. La exposición, siguiendo esta línea, se estructura en dos partes: por un lado los proyectos que tienen que ver con lo ajeno y con cuestiones como la ceguera y la búsqueda de la belleza; y por otro sus reconocidas piezas sobre la relación entre veracidad del relato personal y la ficción. Su personaje artístico se mueve entre lo real y lo ficticio, en una identidad construida que busca confundirnos y darnos a entender que somos lo que somos por cómo nos construyen. Un modus vivendi que se expone al completo con un recorrido por cuatro décadas de creación y ficción en el trabajo de la artista. (Sophie Calle. Modus Vivendi, La Virreina Centre de la Imatge, Barcelona. Del 2 de marzo al 7 de junio de 2015).


Imagen: Sophie Calle. Detalle de Prenez soin de vous. Chanteuse de tango, Débora Russ, 2007.


Imagen de boletín: Sophie Calle. Detalle de Que voyez-vous ? Le concert. Vermeer [¿Qué ven? El concierto. Vermeer], 2013.