Wlodzimierz Umaniec saltó a la prensa por firmar con el nombre de “Vladimir Umanets” la obra Black on Maroon de Rothko valorada en unos cincuenta millones de dólares. La reparación del daño causado costará cerca de 200.000 libras y Umaniec, por su “pieza de vandalismo”, ha sido ahora condenado a dos años de prisión.

Los chascarrillos no han faltado en el juicio, ya que cuando uno de los testigos del joven Umaniec declaró que en realidad fue un acto de creatividad, el juez le respondió que durante los dos años que permanezca en la cárcel podrá vivir un periodo de gran creatividad.