“Lo interesante de mi obra está en los matices y las pequeñas diferencias, no en tratar de encasillarla dentro de una línea determinada”, así define el portugués José Pedro Croft su trabajo, a menudo situado al margen de lo estrictamente fijado por escuelas o grupos, siguiendo su propio itinerario artístico. Croft, que es uno de los artistas más destacados de Portugal y uno de los máximos representantes en la renovación de la escultura lusa, representará este año a su país en la 57ª Bienal de Venecia con el comisariado de João Pinharanda. Pero antes, en España y, concretamente, en la galería madrileña Helga de Alvear se expone su obra más reciente en la que se muestra la exploración constante de la escultura a través de diversas facetas como el dibujo, el volumen, el espacio, los materiales, el tiempo o la memoria. La muestra, bajo el título … con distintos ritmos!, se inaugura el 4 de mayo y podrá visitarse hasta el 15 de julio. Así pues, el público que se acerque a visitar la exposición será testigo directo del diálogo que se establece entre los dibujos, las esculturas, la arquitectura propia de la galería y él mismo, por lo tanto la lectura de la exposición se marca a distintos ritmos, dependiendo únicamente del espectador.

Desde que Croft comenzara su carrera artística y comenzara a exponer regularmente a principios de los años 80, ha cuidado minuciosamente el proceso constructivo de su obra en la que convergen su universo formal y el particular. De este modo, los trabajos del portugués emergen tras una investigación sobre los procesos acaecidos en su interior, dando lugar a dimensiones visuales, plásticas y poéticas de los objetos. Para el artista, sus obras reflejan “lo transitorio del universo, produciendo un equilibrio entre lo estable y lo inestable”. En sus esculturas destaca la sencillez de sus estructuras, el minimalismo que combina con la materialidad del objeto y sus aspectos formales. Croft utiliza la pintura para sugerir una percepción de la escultura como una pintura en relieve, o utiliza espejos para jugar con los efectos de la luz, la sombra y los reflejos.

(… con distintos ritmos! en Galería Helga de Alvear, Madrid. Desde el 4 de mayo hasta el 15 de julio de 2017)