La delgada (y polémica) línea que separó durante décadas la fotografía y la pintura parece no haberse disuelto; si bien el debate puede haberse superado, lo cierto es que la relación entre ambas disciplinas dio como resultado grandes movimientos, como el pictorialismo fotográfico o el hiperrealismo pictórico. Ahora, el Museo Thyssen de Madrid inaugura, junto a Vogue, la exposición fotográfica Vogue like a painting, una selección de fotografías de moda de inspiración pictórica, procedentes de los archivos de Vogue, realizadas por destacados fotógrafos de las últimas tres décadas. Si el museo presentaba en 2013 lo mejor del hiperrealismo, ahora lo hace con lo mejor de la fotografía como pintura. En total 70 instantáneas de los archivos de la revista, siempre con un elemento en común, su inspiración en la pintura, con imágenes que recuerdan a Vermeer, Hopper, Millais, Van Eyck, Botticelli, Zurbarán o Rossetti. Entre los fotógrafos se encuentran Irving Penn, Annie Leibovitz, Mario Testino, Erwin Olaf, Edward Steichen, Mariano Vivanco o Clifford Coffin; entre otros. (Vogue like a painting, Museo Thyssen, Madrid. Del 30 de junio al 12 de octubre de 2015).


Imagen: Clifford Coffin. Detalle de Untitled, 1954.