Desde finales de octubre se puede visitar en el Museo Amparo la exposición Hemisferios: Apuntes para un laberinto con obras de la artista Silvia Gruner y por este motivo, desde el 7 de enero, se ha organizado un ciclo de cine experimental con filmes seleccionados específicamente por la misma. El ciclo reúne obra de cineastas y artistas que han sido fundamentales para el cine experimental y para la utilización del vídeo en el arte del siglo XX. A lo largo de cuatro semanas se proyectan piezas fundamentales para el desarrollo en la práctica de vídeo que Gruner comenzó a desarrollar a mediados de la década de los 80. Así pues, el primer día del programa se pudieron ver cinco filmes: Meshes of the Afternoon (1943), At Land (1944) y Witch’s Cradle (1943), todas de Maya Deren; Puce Moment (1949) de Kenneth Anger y Ein Lichspiel schwarz-weiss-grau (1930) de László Moholy-Nagy. El pasado viernes, 14 de enero, se pudieron ver L’etoile de mer (1928) de Man Ray, Anémic cinéma (1926) de Duchamp, Ballet mecánique (1924) de Fernand Léger, Un perro andaluz (1929 de Buñuel y Rose Hobert (1937) de Joseph Cornell.

El próximo 21 de enero tendrá lugar la penúltima sesión de este ciclo, para la que Silvia Gruner ha elegido tres películas: La coquille et le clergyman (1926) de Germaine Dulac, Un Chant d’amour (1950) de Jean Genet y Film (1965) de Samuel Beckett. Por último, los asistentes al último día del programa, que será el 28 de enero –dos días antes de que finalice la exposición– podrán deleitarse con piezas más recientes como La jetée (1963) de Chris Marker, Nostalgia (1971) de Hollis Frampton, I’m too sad to tell you (1971) de Bas Jan Ader y Bob (1973) de Chuck Close. Todas las proyecciones comenzarán a partir de las 17 horas. Este ciclo supone la manera idónea de acercarse tanto al cine experimental como a la obra de Silvia Gruner.

(Ciclo de cine experimental, en Museo Amparo, Puebla, México. Hasta el 28 de enero)