Parece que el verano es la época ideal para abrir exposiciones de forma conjunta en los centros; así, las últimas noticias de aperturas concentran varias exposiciones al mismo tiempo. El Palais de Tokyo anuncia 5 exposiciones para la temporada estival. Acquaalta es un site specific del artista Céleste Boursier-Mougenot, que recrea un lago en el centro, a modo de la crecida anual del agua que rodea a Venecia, haciendo partícipe directo al público. También se presenta la mayor exposición del artista Patrick Neu, poco reconocido aún; sus piezas, muy escultóricas, trabajan con materiales como cristal y vidrio, o naturales, como cera, abordando temas como la naturaleza y la memoria. Painting with history in a room filled with people with funny names 3, de Korakrit Arunanondchai, es una instalación a modo de epílogo de las últimas series del artista, creadas en los últimos cuatro años, en torno a la idea de convertirse en pintor. En la obra de Arunanondchai son fuertes las influencias del budismo y animinismo tailandés, así como la cultura popular. El joven artista chino Tianzhuo Chen expone de manera individual por primera vez en Francia, con su característico trabajo colorido y kitsch, donde dominan las referencias a las drogas, el hip hop LGTB y el mundo de la moda. La última exposición es Servitudes, de Jesper Just, donde se combinan vídeo múltiple, música e intervención espacial. La narrativa se encuentra interrumpida, sin un fin aparente, que sin embargo se resuelve en un fuerte sentido poético de lo existente. (Varias exposiciones en el Palais Tokyo, París. Del 24 de junio al 13 de septiembre de 2015).


Imagen: Jesper Just. A Voyage in Dwelling, 2008.