El Espacio Torner, el centro conquense dedicado a la conservación de la obra de Gustavo Torner cierra sus puertas temporalmente al no ser capaz el Ayuntamiento de afrontar el mantenimiento del museo. El coste anual del centro es de aproximadamente 100.000 euros, cifra que supera en 5.000 euros la deuda actual del Ayuntamiento con el espacio y motivo por el cual se ha visto obligado a cerrarlo seis meses y a mantener sólo ciertos cargos (por ejemplo la dirección) a media jornada. Si en este tiempo el centro no recibe ningún soporte económico se planteará la posibilidad de cerrarlo definitivamente. El artista Gustavo Torner tampoco se ha mostrado muy esperanzado en lo que al futuro del centro se refiere.