Un nuevo centro de arte, en este caso el Espacio Contemporáneo Archivo de Toledo, ECAT, cerrará próximamente sus puertas a causa de la situación económica y la falta de medios para la cultura. Toledo se quedará así sin uno de los pocos centros que se dedican en esta ciudad al arte contemporáneo y al apoyo de artistas jóvenes. La exposición que puede verse actualmente, Basado en hechos reales en la que el sevillano Miguel Soler ha transformado el espacio en un cine, será la penúltima que se lleve a cabo ya que la supresión de presupuestos para el mantenimiento de este espacio, hace imposible su continuidad. Otra pérdida que, dadas las circunstancias, no parece que vaya a ser la última.