Christoph Grunenberg director de la TATE Liverpool durante los últimos diez años acaba de anunciar que deja su cargo para incorporarse como director de la Kunsthalle de Bremen. En la década en la que ha liderado esta institución Grunenberg ha llevado a cabo muestras de gran relevancia como Gustav Klimt: Painting, Design and Modern Life in Vienna 1900, la exposición que más visitantes ha recibido el centro en toda su historia u otras muchos como por ejemplo la muestra sobre Magritte que todavía puede verse en este momento. Pero además de gestionar la TATE y lograr con ello que cada año 600.000 personas conozcan sus salas, Grunenberg consiguió que Liverpool fuera Capital Europea de la Cultura en 2008, iniciativa gracias a la cual más de un millón de personas conocieron la ciudad y disfrutaron de diversos actos culturales.