Bas, Clara Lagos, Delius, Julia Homersham, Maartje Schalkx, Powerpaola y Sole Otero son siete mujeres con una vocación común, la de historietistas. Además, todas ella tienen lo que, a priori, podría verse como un hándicap: la distancia. Cada una es de una parte del mundo (Argentina, Colombia, Alemania, Holanda, Brasil e Inglaterra), y aunque en las relaciones la distancia no es buena compañera, a ellas no les impide trabajar juntas y haber formado en 2008 el colectivo CHICKS ON COMICS. A través del cómic contemporáneo producen viñetas, diálogos, publicaciones y exhibiciones dibujadas en plataformas virtuales. Los temas que suelen tratar son las cuestiones de género y el trabajo colectivo, siempre haciendo alarde de la ironía. Las redes sociales son las principales testigos de sus trabajos, dibujos entre filosóficos y sensibles, autorretratos, etc. Pero ahora han dado el salto y es la Fundación PROA la que arranca de las redes a estas historietistas para exponerlas bajo el título Chicks on Comics, relación a larga distancia.

Las artistas presentan en la muestra trabajos inéditos sobre papeles, tela, impresiones en vinilo y animaciones, todo ello en escala de gran formato, algo desconocido para ellas hasta entonces. Las obras que se exhiben, las Chicks se preguntan cómo se relacionan cada una de las disciplinas artísticas y los lenguajes contemporáneos y, a la vez, analizan el lugar que ocupa la mujer en el medio artístico. Sus dibujos dan respuesta a esto con ironía, humor absurdo y haciendo llamamientos a los espectadores que ya no las ven sólo a través de las redes sociales.

(Chicks on Comics, relación a larga distancia en Fundación PROA, Buenos Aires. Desde el 17 de diciembre)